viernes, 4 de julio de 2014

Sevilla - La Pepona

Durante las pasadas vacaciones por Andalucía y estando en Sevilla, me recomendaron que fuese a la Pepona un local de tapas y vinos que me decían que estba muy bien. Las personas que me lo recomendaron son de total confianza (gracias Anna Mayer y Ramón Blanco) por lo que acudí de buena gana.



Nos atendió Juanlu que es el encargado y nos trató de maravilla al igual que el otro camarero que estaba en la sala. Y no fué trato personalizado por la recomendación, me fijé que el trato era por igual a todas las mesas del local.

Eramos dos y nos decidimos por 5 de las tapas de la carta, con ayuda la genta del local que nos recomendó algunas de ellas.

Enpezamos por una croquetas de ortiguillas (anemonas para los castellanso parlantes o conas de vellas para los gallegos) que estaban deliciosas. lo bueno es que el sabor se conserba completamente, pero la textura algo gelatinosa que tira para a atras a algunas personas ha desaparecido.

 

 
Despues pasamos a una de las especialidades de la casa los lomos de sardina desespinados y marinados en salsa de soja sobre tosta de pan de sesamo y compota de tomate.

 
Acto seguido tomamos un Steak Tartar de presa iberica con manteca colorá, super jugoso y lleno de sabor.


A continuación tomamos una caella en amarillo, que se trata de una especie de cazón realmente sabroso.

 
Y finalmente tomamos un cuello de cabrito malagueño con cous cous yogur y hierbabuena.

 

A continuación hago mención a los vinos, y como esamos por Andalucía me fui a la zona del marco de Jerez. Empezando por una mazanilla de Sanlucar que fue degustada con las ortiguillas y las sardinas.

   

Para la caella y el tartar pasamos a un fino en rama recomendación de la casa que se encontraba fuera de la carta de vinos.

  

Y finalmente el gustazon final con un un Apostoles palo cortado VORS. Mamaiñaquerida, no digo mas.
 


Una cosa muy interesante de los vinos es que dentro de la extensa carta de vinos de que disponen en el local (de todas las regionesy para todos los gustos), es posible tomar  muchos de ellos por "medias copas". Esto es algo que me sorprendio gratamanete y que conjugaba perfectamente con las tapas, no haciendose escaso en ningún momento y ajustando el precio de la comida permitiendote al mismo tiempo combinar y probar diferentes vinos sin ningún problema.

En resumen, un lugar al que seguramente volveré si voy por Sevilla otra vez y que recomiendo a quien quiera.

Saludos y hasta la siguiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario