domingo, 23 de noviembre de 2014

Presentación Moraima Caiño

El día 18 de Septiembre tuvo lugar la presentación en sociedad del vino elaborado por Viña Moraima Sociedad Cooperativa Galega de su elaboración a base de Caiño. La presentacion tuvo lugar en O Pazo da Crega del Concello de Barro lugar de origen de la cooperativa y de sus socios.

Es pues Adega Moraima una pequeña cooperativa compuesta por 11 socios del concello de Barro. Sus elaboraciones principales son dos vinos blancos a partir de albariño, Moraima y Aba de Trasumia. Elaboran 70.00 botellas de estos dos vinos. Pero sus inquietudes está en la recuperación del patrimonio vitivinicola de la zona recuperando y elaborando vinos con otras variedades que todavía existen por esos lares. De esta labor nace este Moraima Caiño y saldrán otras cosas en un futuro no lejano.



Fotografía de parte de los socios con la enóloga responsable de la bodega y la madrina de la ceremonia de presentación.

La Caiño es una uva tinta autóctona de Galicia y el norte de Portugal. Uva de rendimientos bajos y maduración tardía, bayas azuladas de tamaño mediano en racimos no muy compactos. Las hojas juntan característicamente los dos foliolos traseros por detrás del peciolo.

Las viñas con las que se elabora este Moraima Caiño proceden del concello de Barro de cepas rescatadas casi del olvido, centenarias y prefiloxéricas. Se ha puesto en valor nuevamente viñas casi olvidadas donde los socios de la cooperativa y vecinos han recogido las uvas de esa cepa que quedaba en sus fincas, todo hasta juntar las suficientes para elaborar estas 2226 botellas que salieron a mercado.

Este Moraima Caiño es un vino atlántico fresco, equilibrado, muy bebible con una acidez presente pero amansada. Notas de frutas rojas.

                                 


Y para allí nos fuimos de fiesta unos cuantos amantes del vino.

Este era el photocall oficial

Donde sucesivamente ibamos pasando para la foto.

Gente buena la que se dio cita en el evento.






Pero claro mientras unos disfrutan, otros resultaron perjudicados. Ya no existían 2260 botellas para vender, solamente quedaban 2200.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Maridaje Pepe Solla - Martín Codax

El pasado Domingo 9 de Noviembre con motivo de los actos organizados por Bodegas Martín Codax de celebración del día del enoturismo, fui invitado con otros miembros del grupo de GaliciaGastro a la cata maridaje de los vinos de la bodega y de la las elaboraciones culinarias de Pepe Solla.

La jornada comenzó con una amena explicación y visita de la bodega y el proceso de elaboración de sus vinos. Además como el día acompañó empezamos en el exterior.

 

 
Seguidamente nos emplazaron en una gran sala donde sentados a la mesa podíamos seguir todas las explicaciones y evoluciones en la elaboraciones de los platos. 
 

El maridaje fué muy ameno comentando Pepe Solla cada uno de los platos que fueron preparados delante de todos los invitados. Y mientras Pepe preparaba, Katia enologa de Matín Codax nos iba comentando las características principales de cada uno de los vinos que pudimos degustar.  
 

Aquí tenéis el menú del maridaje en el que a cada uno de los 5 vinos de la bodega se unía uno de los platos preparados expresamente por Pepe Solla. Algunas de las combinaciones propuestas eran realmente arriesgadas.  
 
 
 

El primero de los platos consistió en un ceviche cremoso de navajas y maíz. El maíz le ponía un contrapunto dulce al ácido de maceración del pescado. El vino se comportó perfectamente con la acidez del plato.  
 
 
Seguimos con una sopa de tomate y aromáticas con bonito. Aquí Pepe Solla con su cercanía y naturalidad nos explicó como se elaboraba esta sopa de tomate. Para este plato Martín Codax Lías un vino ya serio y con cuerpo.
 
 
Durante la preparación de los platos tuvimos una conexión en directo con el teléfono de la TVG A Revista, aquí tenemos a Demetrio ataviado con su delantal entrevistando a Pepe Solla.
 
 
Tercer plato esta vez maridado con Organistrum un albariño criado en barrica de madera. El plato era una vieira green tallarín con su pesto. Un plato fuerte por la salsa que el vino pudo aguantar al tener el cuerpo que le aporta la madera.
 
 
Aquí ya lo petamos, cuarto plato. Pescado en salsa verde de algas, en este caso codium. Puro sabor a mar. Para este plato estaba reservado la presentación en sociedad del Vitel. Vino albariño de cepas seleccionadas de una sola parcela con criomaceracion durante 48 horas. Un vino de aromas intensos y una entrada en boca potente.
 
 

Y de ultimo plato huevo frito que no freímos. Aquí Pepe contó con todo detalle como se consigue un huevo frito que nunca este frito del todo y que siempre conserbe la yema liquida. Cocinar a una temperatura de 65 grados. El vino elegido en este caso era el Gallaecia, un vino con botrutys nobel que se elabora cuando el año permite que se de esta circunstancias. Que decir, pues que repetí vino.
 
 
Pero aquí no acabó todo, teníamos también una sorpresa final que era el postre, una interpretación de tarta de Santiago que quitaba el hipo, una verdadera delicia. Para acompañar tuvimos el licor café de Martín Codax.
 
 
Y para finalizar una foto con el maestro
 
 
Una gran experiencia

lunes, 3 de noviembre de 2014

Santander Hotel-Escuela Las Carolinas


El pasado lunes día 27 de Octubre del 2014 acudí a Santander para asistir a una pequeña gran juntanza de bodegueros y "disfrutadores" del vino. El evento era por la tarde así que necesitaba alojarme y me recomendaron el Hotal-Escuela Las Carolinas. Es hotel y además sede de la escuela de hostelería que tiene en funcionamiento la propia asociación de hosteleros. En ella se forman los alumnos en los distintos oficios de la hostelería: camareros, cocineros, sumiller, barman, sala... 

Llegué justo para realizar el check-in y comer. Allí me esperaba otro compañero que acudía al evento de la tarde. Decidimos comer en el propio hotel.

La carta consiste en cuatro menús de aperitivo, primero, segundo y postre. Cada uno de ellos con distintas tendencias, para que los alumnos se formen en la cocina de todas ellas. Los menús son combinables por lo que puedes mezclar los platos de uno con los de otro con total libertad. Yo me decidí por el Menú I + D casi en su totalidad, ya que de postre escogí el del menú tradicional.


De entrada el aperitivo que consistía en un escabeche blanco, un rollo de chistorra y una crema de hongos.


El primer plato consistía en foie con kikos ahumados. Se trataba de distintas bolas de foie con coberturas variadas: kikos, coco, higos y un dorado (que no se que era).

El segundo solomillos de pato con queso de cabra y Pedro Ximenez, con guarnición de patatas y cremas.

Finalmente el postre, que era el del menú tradicional, tarta de queso con confitura de arándanos.

Y con el café, una sorpresa, nos agasajaron con una gelatina de cola, un bombón y yogur con crema de membrillo.

Todo ello por 22 euros. 

Si bien la localización no es la mas céntrica de la ciudad, está a un paseo del centro. Una muy buena opción si vienes a Santander.

viernes, 24 de octubre de 2014

Restaurante Río Sil Carballo

 16 de Noviembre del 1024, comida en el restaurante Rió Sil de Carballo, un referente en cuanto al chuletón en la localidad Coruñesa de Carballo.

El Restaurante Rio Sil disponde una buen variedad de carnes de calidad si bien el producto estrella es sin duda el chuletón (de vaca o de Buey) con un largo periodo de maduración en camaras. Disponen también de pescados.

El día que acudimos al local, teniamos a nuestra disposición chuletón de vaca y pudimos escoger entre un chuletero de vaca de 7 años y otro de vaca de 9 años, ambos con 56 días de maduración en cámara. De estos pudimos seleccionar tanto la pieza como el corte.

En cámara también tenían un chuletero de buey que se encontraba en proceso de maduración y que se preveee que salga a final de Octubre con 100 días de camara.

La atención en el local fue, excelente con el dueño del mismo siempre atento alas necesidades de los comensales, y no solo en nuetra mesa, sino que puede obserbar que es el trato habitual para todos los clientes del local. Pudimos selecionar la peiza a comer, además de enseñarnos la bodega y poder seleccionar los vinos también.

Chuletero de vaca de 7 años, con 56 días de maduración.

Chuletero de vaca de 9 años, con 56 días de maduración.


Claramente nos decidimos a comer chuletón. Para empezar y mientras se atemperaban las piezas y se marcaban a la brasa, tomamos una serie de entrantes para ir abriendo boca.

Carpaccio de vaca con parmesano y AOVE

Jamón ibérico.

Anchoas del Cantábrico doble 0, con queso de DO Arzúa y AOVE

Como no nos decidimos por el chuletero de vaca de 9 años, que previo atemperamiento fue marcada por ambos lados a la brasa. Como nos parecía poco 2 kilos decidimos pedir otro kilo mas no fuera que quedásemos con hambre.

He aquí el bichiño troceado tal como vino a la mesa. Ya en ella, las prociones fueron cocinadas en la plancha por parte del jefe del lugar que como ya comenté anteriormente se desvive por atender al cliente. La carne a gusto del consumidor, que como no en mi caso es sangrante, que le quiten algo el frío y listo.

Lógicamente la carne tiene que estar acompañada de las correspondientes patatas. No se puede entender una comida en Galicia sin patatas, y menos en tierras próxima a Coristanco, de donde salen unas de las mejores patatas de Galicia.

Helados de Mandarina, Pistacho y Melocotón.

Tatín de manzana con nata y fresas. El punto perfecto de acidez y dulzura para rematar la comida.


Y faltan los vinos, en este caso nos decantamos por vinos de elaborados en Galicia con uva mencia principalmente, ese punto de acidez que tienen nuestros vinos y que conjugan perfectamente con la grasa de un buen chuletón de vacas (o bueyes) de la tierra.

Así que disfrutamos de un Guímaro Finca Meixeman del 2011, que estaba en un momento excelente para disfrutar, pero que mantenía una frescura y acidez que presagia años de disfrute.

Seguimos con un Algueira Carravel del 2009, brutal, potencia y frescura

Y como colofón,a los postres nos agasajaron con un Sauternes con una muy buen relacion calidad precio. Fantastico final.

Resumen, un deseo cumplido, y otro que se abre, ¡quiero volver! Y a ser posible para disfrutar con uno de esos chuleteros de buey que maduran 100 días. No siempre los tienen así que habrá que estar atento a los anuncios.

jueves, 9 de octubre de 2014

Cata Uvas en el Vide Vide


Dentro de los diversos actos organizados dentro del evento Compostela Gastrnomica, se programó una cata de uvas el día 23 de Septiembre, a realizar en la Vinoteca Vide Vide de Santiago de Compostela, situada en la Rua de Fonte de Santo Antonio.

De trata de un local dedicado al vino y a la cultura, ya que el vino es cultura. En el mismo a parte disponer de una colección de vinos gallegos (porque ese es su principal perfil, aunque tambien existen algunas referencias a nivel europeo de vez en cuando), también se organizan diversas actividades como catas, exposiciones, conciertos, etc. Vamos que no paran quietos.

Esta vez le toco pues a la cata de uvas que coincidiendo con los dias de actividad de vendimia o previo dependiendo de las distintas zonas de producción de Galicia. Se juntaron uan gran cantidad de variedades de uvas de todas las regiones productoras de vino de Galicia tanto en blancas como en tintas.

Pudimos probar desde verdaderas rarezas como el ratiño o el raposo en blancos, a la Loureira en los tintos. Tambien pudimos disfrutar de los distintos comportamientos en el mosmneot d ela cata de la misma variedad de uva en distintas zonas geograficas, como fue con el godello, albariño, treixadura, mencía y brancellao. Pudimos comprobar como mientras en unas zonas las uvas ya se encontraban en un momento super maduro, en otras todavía estaban en fase de maduración.

Se dispuso de un refractometro con el que pudimos comprobar como se mide el grado alcoolico probable de las uvas, y como la misma uva tenía diferentes grados de azucar dependiendo de las zonas geograficas, o incluso su posición dentro del mismo racimo.
  

 Garnacha Tintorera de Valdeorras
 
De la mencía pudimos disfrutar de uvas procedentes de Valdeorras, Ribeira Sacra y de Monterrey.

Caiño una uva que se puede encontrar por toda la cornisa atalntica y en el Ribeiro, en este caso procedente de Rias Baixas.
 
Una rareza Loureiro Tinto de Rias Baixas, una uva de la que existen pocos ejemplares y que ya se está trabajando en monovarietales con unos vinos excepcionales.
 
Brancellao otra grandisima uva que pudimos catar procedente de Valdeorras y de Ribeira Sacra.

Y en cuanto a las uvas blancas otro ejemplo de de la misma uva de distintas zonas Albariño de Rías Baixas de las zonas del Ulla y Salnes, Albariño del Barbanza y Albariño del Ribeiro. Quien dijo que esta uva era propiedad de Rias Baixas.
 
Otra gran rareza Raposo procedente del Barbanza, esta uva tambien es conocida como Branco Lexítimo en la zona del Betanzos y como Branca do Pais en Negueira de Muñiz.

Treixadura del Ribeiro y de la Ribeira Sacra. También pudimos probar otra procedente del Barbanza y comprobar los distintos comportamientos de la uva en cuanto maduración dependiendo del los distintos climas de las zonas.
 

  Otra rareza que pudimos disfrutar, Ratiño de la zona de Barro.

 

Y claro parece ser que de las uvas se produce vino (lease con tono irónico). Así que pudimos probar algunos vinos elaborados parte de las uvas que teniamos disponibles en la cata. 
 

Empezamos con Vulpes Vulpes, el primer monovarietal de uva Raposo, pura explosion floral, intensidad de aromas, con una buena persistencia y cuerpo. 

Seguimos con un monovarietal de Albariño realizado por Adegas Moraima en su añada 2013. Ejemplo de lo que puede dar esta uva si se cuida en su elaboración y la materia prima. 

Seguimos con otro vino de Rias Baixas, pero en este caso de las zona del Ulla y compuesto por una mezcla de uvas con Albariño, Treixadura y Godello. Expresivo y con personalidad.

A continuación otro Albariño, en este caso una elaboración sobre lías finas de Adega Entreosrios en la zona de la IXP Viños da Terra do Barbanza e Iría. Intensidad, frescura y potencia, un vino del 2010 bien vivo y con mucho futuro. ¿Quizas otros 5 años mas? ¿Pero los albariños no tenían que ser del año? Alguien nos ha estado engañando durante años.

  Y pasamos a los tintos. Pudimos probar casi en primicia (yo ya había probado el vino en su presentacion), el Viña Moraima Caiño. Primera elaboracion de la bodega con uvas de cepas de Caiño centenarias y de patron directo. Frescura, acidez y frutal. Pura uva.

Continuamos con un Ribeiro tinto clasico con su mezcla de uvas.

  Y vamos a por el Toalde, un Riberia Sacra que ha sabido domar la dureza de la mencía, dando la frescura acidez y fuerza de la fruta. Un vino que cada vez que lo pruebo me gusta mas y que me tiene enganchado.

Y para finalizar, tuvimos la oportunidad de disfrutar de Domus de bodegas Roandi en Valdeorras. Un vino con cuerpo,carnoso,con fuerza y con una madera marcada. Un vino castellano realizado en Galicia. Me apetecía un lechazo.

En resumen una experiencia que pocas veces se puede realizar ya que se limita a las fechas de vendimia cuando las uvas se encuentran en su estado optimo de maduración y que recomiendo realizar si se dispone de la oportunidad. 

Buenas uvas y mejor vino a todos.