martes, 23 de agosto de 2016

A Maceta

Arrancamos semana de penitencia gastronómica (bendita penitencia) recorriendo varios locales de Santiago de Compostela. El primero de ellos es A Maceta que abrió sus puertas hace unos pocos meses al final de la Rúa de San Pedro. Gente joven pero curtidos y con experiencia en el mundo de la hostelería y con buena mano tanto en atención como en la comida.

Muy buena selección de vinos gallegos nacionales e internacionales, una selección mas que suficiente y representativa.  La carta esta compuesta de raciones en estos momento, con platos tradicionales con un giro y toque moderno. Dispone de tres ambientes distintos, el primero a la entrada, luego una terraza-patio y en la parte posterior una zona mas de restaurante al lado de las cocinas. Ambiente desenfadado e informal propio del barrio.


Tartar de atún

Ensalada de bacalao


Costilla de cerdo

Wa Bao de Calamares con mayonesa de citricos


En cuanto a los postres y como eramos 3 pues uno distinto para cada uno. ¿Con cuál quedarme? Pues uno detrás del otro.
Gofre

Frutas y chocolate

Torrija

De vino un riesling alsaciono de cepas viejas.

martes, 7 de junio de 2016

Casa Barqueiro - Negreira

Comida en Casa Barqueiro de Negreira. Hacía tiempo que quería haber comido aquí y el pasado lunes fue la oportunidad para disfrutar.

Casa Barqueiro es conocida por que todos los años acude Arzak a pasar unos días en el pueblo y es un asiduo del restaurante. También tienen fama sus carnes, pero precisamente por ello yo me decanté por el pescado ya que no suele asociarse con el lugar. Pero por contra tienen de los mejores pescados y encima lo trabajan muy bien.

Como eramos dos para comer, nos decantamos por un par de entrantes para compartir en el centro y después un segundo plato. Los entrantes fueron un revuelto de calabacín con gambas al ajillo que me sorprendió gratamente. Nunca había comido esto y me gustó mucho. El calabacín cortado en tiras muy finas asemejaban a las gulas habituales pero siendo mucho mas sabroso y sano. 

Revuelto de calabacín y gambas


Otro entrante fue el pulpo a la brasa que es otra de las especialidades de la casa. Unos "raxos" de pulpo sobre una cama de patatas y un picadillo con aceite que lo hacía mucho mas jugoso. Para mi el gran peligro del pulpo a la brasa es que se quede seco y en este caso no ocurría nada de eso, cocinado en su punto y con un rico aceite que lo hacía mucho mas sabroso.

Pulpo a la brasa


El plato principal fue en este caso un san martiño (o pez de san pedro), cocinado al horno con patatas guisantes y pimiento. Lo fundamental que la salsa estaba bien espesita mientras que el pescado estaba en su justo punto, cocinado pero en ese punto en que se separa perfectamente en lascas.

San Martiño al horno


El postre fue una tarta de queso al horno casera que estaba de muerte, tanto es así que me olvidé completamente de sacar la fotografía. Así que esta que veis aquí abajo la saque de FB del amigo Javi Mos.


Tarta de queso al horno


Y el vino escogido un A Torna dos Pasas Escolma del 2010. Un ribeiro tinto con intensidad y frescura que acompañaba perfectamente a la comida.


La siguiente que vuelva tocará el chuletón o la lamprea si estamos en temporada.

jueves, 26 de mayo de 2016

La Taberna del Chef del Mar - El Puerto

Pues de sarao a El Puerto que nos fuimos a ensañar el vino y apoyar a mi distribuidor en la zona (Cuatrogatos). Y claro no todo es beber vino, o si.

O sea que después de todo el día abrevando a la gente y a uno mismo (que para eso estan los compañeros bodegueros  de otras zonas), nos juntamos todos los bodegueros y amigos en La Taberna del Chef del Mar. Era nuestro momento de relax y disfrute. 

La Taberna es el local original donde comenzó Aponiente de Ángel León antes de trasladarse a las nuevas instalaciones. Y ahí estaba el cocinero, preparando y atendiendo a la gente. Nos decantamos por un popurri de las tapas y raciones (que de eso trata el local). El hilo conductor como no podía ser de otra forma eran los productos del mar. 

Y para beber algunos de nuestros vinos y otros mas del local, dando prioridad a los vinos locales de la ¡santa palomino!

El local es informal con varias mesas altas y taburetes para sentarse si quieres, pero creo que para mi lo mejor es comer de pié. Todo lo que nos pusieron estaba muy bueno, pero destacaría el tartar, la lata y el arroz con plancton. 

Suele estar lleno y no cogen reservas por lo que hay que esta pronto para no tener que esperar demasiado. Precio ajustados en la comida y en lo vinos.



Una manzanilla en rama impresionante.

Ensaladilla de mar con calamares

Tartar de sarda aliñado

Marrajo

¿A que sabe la bahía? Gelatina de berberechos y plancton





Sardinilla en brasa sobre pan

Croquetas de tinta negra (chocos y alioli)

Bocata de calamares

Taco de atún rojo achicharrado

Arroz con plancton

Y otro de los vinos que tomamos ene este caso de cortesia de Andrea importador italiano


miércoles, 18 de mayo de 2016

Manso

Vamos con retraso otra vez. pero es lo que hay y ya está.

En este caso son dos visitas en semanas distintas al Restaurante Maso de Santiago de Compostela. En ambos casos se trata de su menú del día que sirven de martes a viernes a mediodía. El menú es semanal, por lo que será el mismo a lo largo de las semana. Por lo demás esta elaborado con producto de temporada y siempre fresco y cambiante al igual que toda la cocina del local. El menú no incluye las bebidas pero su precio para la calidad y elaboración está mas que ajustado. Consta de un aperitivo, primero, segundo y postre. En los primeros y segundos es posible escoger entre 2 opciones.

Menú del día en Manso 14-01-16
Aperitivo de Paté de sardina

Ensalada de perdiz

Gallo asado con puré y hierbas frescas

Yogourt frambuesa y galleta

Y una botella de A Torna dos Pasas de Luis Anxo que nunca falla.



Menú del día en Manso 04-02-16
Vichisoise

Ratatuille y bacalao macerado

Alitas de pollo patatas y curry. (Carne o pescado a escoger)

Jurel teriyaki (Carne o pescado a escoger)

Creme brulee de yuzu

Ahora tocará otro día ir a por el degustación para gozarla aun más.

lunes, 16 de mayo de 2016

Auga e Sal - Santiago de Compostela

Recientemente abrió en Santiago de Compostela el restaurante Auga e Sal en la calle Rúa de Santo Antonio, y ahí fue donde acudimos a nuestra cita mensual el grupo de cata de Santiago al que pertenezco.

El local está localizado en el bajo de una antigua casa de piedra con la cocina vista y un patio trasero cubierto y amplio donde caben grupos. Decoración en madera y piedra. Bonito.

Disfrutamos del menú cerrado sencillo que se compone en su totalidad de platos que se encuentran en la carta.

Aceite de cortesía, uno de ellos de picual y el otro de mezcla de variedades pero elaborado exclusivamente para el local.

Gazpacho ligeramente picante, caballa curada y brunoise de encurtidos

Crujiente de arroz negro con espuma de salsa holandesa, caballa marinada y brotes de primavera

Menestra de temporada con huevo de corral

Salmonete, caldo de sus espinas y emulsión de espinaca

Cachena, espuma de youghurt de cabra y flor de remolacha

Fresas y frambuesa.

Trufas de chocolate y avellanas

Los vinos, para mi lo primero es dar la enhorabuena por la apuesta en cuanto a los vinos dando incluso la posibilidad al cliente de descorche, es decir tu te llevas tu vino el que quieras el que tengas en casa o recién comprado, y el local pone las copas y el servicio por una pequeña cuantía económica.
La segunda cuestión a mencionar es que la carta de vinos disponible es extensa tanto a nivel de vinos gallegos, como nacionales e internacionales. De todos los precios, desde vinos muy asequibles a verdaderas joyas, pero en todos los casos con margenes mas que razonables.


La anterior fotografía corresponde a los vinos de la cata que llevaba como temática vinos de antes del año 2000. Excepto el último de ellos que se escogió de la carta de vinos de el local, además de una manzanilla que tomamos de aperitivo antes de empezar.

Mucha suerte en esta nueva apuesta por la hostelería de Santiago de Compostela. El comienzo me parece de los mas acertado.


jueves, 12 de mayo de 2016

Brasería Carballo

Nueva visita a Carballo y cambiamos de local. Esta vez lle ha tocado a la Brasería Carballo, que dispone de un amplio comedor moderno y limpio en la parte trasera del local. Especializado en brasa y plancha local con producto de calidad y precios ajustados. 

en esta visita optamos por un par de entrantes (navallas y pulpo) para compartir y después como plato principal picaña de buey que para mi es una de las partes con mas fuerza y sabor del despiece.

Navajas a la plancha, frescas y en su punto.

Pulpo a la brasa con aliño de aceite y cebolla y pimientos. Especialidad de la casa que no se debe de dejar pasar, excelente.

Picaña de buey. Tierna, bien cocinada y muy saborsa. Nos la trajeron poco a poco para que siempre estuviese calentita y recién salida de la parrilla.


En cuanto a los vinos, he de decir que eran todos clásicos de rioja, ribera, poco gallego y los de siempre, nada que me llamará a atención, por lo que optamos por un Rioja de Viña Ardanza que siempre queda decente.

En resumen buena relación calidad precio y a tener en cuenta.