jueves, 22 de junio de 2017

Duelo al sol en el Bierzo Alto

Esta entrada no va de restaurante, ni viajes, ni gaitas. Esta es tan solo una entrada sobre una paparota de fin de semana completo en el Bierzo Alto. Una de essas cosas que surgen sin mas, el típico "a que no hay huev.."

Nos juntamos unos cuantos amigos en la bodega de Germán Blanco a charlar, a beber vinos, comer y desde luego a visitar las parcelas y conocer directamente sus dos proyectos en la zona, San Esteban y Casa Aurora.

Nada más llegar, Germán ya están muy avanzado en el cocinado de un par de lacones en una olla ferroviaria o putxera. Este artilugio es una especie de estufa portátil que usaban los maquinistas para cocinar con carbón mientras manejaban el tren. Se puede usar para asar, cocer, parrilla, ahumar...







Al día siguiente y después de un buen desayuno con huevos fritos y beicon, toco patear las viñas y conocer de donde salen las uvas que configuran los distintos vinos que elabora Germán en la zona.






Y claro después había que reponer fuerzas de tanto subir y bajar laderas. Acudimos al restaurante Mesón Ramos en el pueblo de La Ribera de Folgoso, menú del día yo me metí unos garbanzos con judías de primero y luego unos ricos callos, algo de postre también había.




Luego otro paseo visitando el pueblo Colinas del Campo de Martin Moro Toledano donde de ha de dejar el coche a la entrada y obligatoriamente visitarlo andando. Existen alojamientos y lugares para comer, y es muy buena base como punto de partida de rutas de senderismo.



Y al regreso, nueva cena variada con el plato fuerte de unas manitas de cerdo con oreja que eran pura gelatina.






Lo que tiene juntarse con bodegueros, distribuidores y amantes del vino es eso,  que el vino va a ser variado y excelente. Y para muestra un "montón".




























La verdad es que no se si me quedé con hambre o con sed.

viernes, 9 de junio de 2017

Taberna A de Lino en Moaña

Viernes 2 de Junio del 2017. Me invitaron  conocer la nueva carta de la taberna A de Lino en Moaña. Además de conocer todo el complejo hostelero del lugar. Ya que además del restaurante, disponen de 5 cabañas con capacidad para hasta 5 personas cada una debajo de la sombra de unos castaños. Imaginaros lo fresco que se está ahí debajo.


Las vistas desde las casetas sin impresionantes, por un lado los.montes de Domaio hacia abajo Moaña y la ría con Vigo justo al otro lado, y protegiendo la ría del mar abierto las islas Cies. Todo esto plenamente visible de el mirador que podéis ver en la siguiente foto. ¿Os imagináis un café cito caliente sentado en ese banco por la mañana temprano?


Ya en la taberna vemos la decoración aprovechando los materiales antiguos de piedra y madera con la viga de la antigua prensa en uno de los laterales. 


También en la entrada una chimenea encendida con unas butacas que hacen las delicias de la gente en las frías noches de invierno.


En la parte trasera disponen de unas mesas cubiertas y cerradas para disfrutar de las noches de verano pero protegidos adecuadamente.


Y también disponen de un espacio completamente cerrado con mesa corrida para poder poder juntarse con los amigos en un apartado mas tranquilo.


Y arrancamos con los platos. De primero y comí aperitivo una emulsión de eucalipto realmente rico y sorprendente.

Dos tipos de croquetas fueron las primeras de las propuestas.  Comenzamos con unas croquetas de espinacas y piñones realmente sabrosa.


Y ya para sorprender completamente unas croquetas de pizza increíbles! 


Seguimos con la parte sana de la carta, empezando por una escalibada con pistachos aceitunas negras y huevo.


Ensalada de cinco tomates con semillas de.lino y crema de yogurt.


Ensalada de tofu con manzana y nueces y vinagreta. No me gusta el tofu (así en genérico,  no me refiero a este plato, me parece un invento del demonio), me resulta algo insípido.  Por lo que la excelente vinagreta, que aliña el plato, se agradece para darle sabor. El plato si que me gusto,  pero apartando esa cosa; pero a los que os guste el tofu lo disfrutaréis. (Foto robada del colega Xoanqui)


Salmon sobre cama de aguacate y chips de patatas moradas. Tierno y realmente jugoso.


Las carnes empezaron con un solomillo argentino connpatatas panaderas y salsa de vino de madeira.


Y después probamos un chuletón de vaca vieja a la parrilla.


Ya con los postres comenzamos con unas láminas de flan casero. 


Luego unas natillas con bizcocho


Y finalmente una milhojas de manzana con helado.


Para beber, vino sin duda. Comenzamos con Komokabras Verde 2014 para los primeros platos.


Y para el pescado ya nos pasamos a algo con más cuerpo como el Altares de Postmarcos lías 2013.