lunes, 23 de noviembre de 2015

Jornadas Gastronómicas del buey de Galicia en Restaurante Río Sil de Carballo

El pasado 7 de Noviembre tuve la oportunidad de acudir nuevamente al Restaurante Río Sil de Carballo. En esas fechas se encontraba en medio de las jornadas gastronómicas del buey de Galicia. Durante las cuales se pudieron degustar cuatro ejemplares de auténtico buey de raza rubia gallega de 8 a 9 años de edad y unos 1200 kg de peso cada uno. Los lomos de los animales fueron madurados en cámara hasta obtener el punto optimo de consumo aproximadamente unos 54 a 60 días de maduración.

Como resumen de la jornada, la carne de buey es sublime, pero realmente no sabes que es lo mejor si la propia carne o la grasa que se deshace en la boca como si fuese pura mantequilla, aportando sabor a la carne. Lo mejor entonces, mezclar un tozo de grasa con un trozo de carne.

Pero no solo fue el chuletón, para empezar disfrutamos de un par de entrantes como las anchoas del cantábrico con queso y aceite, grandes, limpias y sin espinillas. Y después un jamón fino, fino, fino. El chuletón fue acompañado de unas patatas fritas de la zona y unos pimientos asados de Oencia que quitaban el hipo. Todo ello regado con unos buenos vinos, algunos de ellos seleccionados especialmente para cuando se celebran las jornadas del buey como es el caso del Traste.

Arrancamos con unas clásicas anchoas del cantábrico con queso y aceite.

Jamón con una grasa fundente

Y el bicho objeto de las jornadas. Chuletón de buey gallego.

Casi es para decir que lo mejor era la grasa, pura mantequilla, quedó muy poquita.



Pimientos asados de Oencia

Y para beber un Traste de la zona de Valdeorras de José Luís Arístegui.

Y un vino australiano

¿Para cuando muere otro bichiño de estos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario