lunes, 2 de marzo de 2015

Malas decisiones Plaza Abastos Santiago


Cuando comencé con el blog tenia propósito de solo hablar de cosas que me gustas en.  Que lo que no me gustará no merecía la pena de estar en el. Pero también dije que escribiría sobre lo que me diese la gana y cuando me diera la gana.

O sea, que está entrada la escribo porque me sale de las narices y listo.

Hace un par de sabados pasé por la plaza de abastos de Santiago de Compostela a tomar un viño y picar algo de los puestos del mercado, pero algo está pasando y creo que no es nada bueno.

El ambiente pobre, muy poca gente, y la poca que había (que no estuviera comprando en los puestos) de pie con el pulpo en la mano.

¡Ya no hay vinos por copa dentro, no les dejan vender por copa! Si quieres vino te compras la botella.


Para tomar el pulpo ahora hay que hacer gimnasia para poder aguantar el plato en la mano todo el rato. Yo creo que estos se marchan de aquí rápido (yo lo hice).


Y lo que mola esta mesa, oiga que aguanta 3 toneladas de pulpo sin problema!


A lo mejor lo que hay que hacer es poner los vinos en latas para poder venderlos!


Hubo quien se compro la botella entera y unos vasos en el super. Antes la gente de puesto de vino se encargaba de recoger y limpiar pero claro ahora la botella es tuya y te la llevas para casa o si te da la gana haces botellón en medio de la plaza, ya sea con viño o con cervezas. Pronto veremos los gintonics seguro.


Mal camino lleva esto si esto es la imagen que queremos dar y promocionar de la Plaza de Abastos.

Y si además esto es apoyar al emprendimiento (la salvacion de la crisis. Emprenda usted) y a los puestos del mercado, creo que nos equivocamos.

Antes era así, movimiento gente local y turistas, un vino, pero tambien raciones de pulpo, tablas de queso, embutidos, empanada y todo ello de los mismos puestos de la plaza. Recordaré que hubo un tiempo en que podía tomarme unas ostras frescas con un albariño en la propia plaza de abastos.





Menos mal que es invierno y no hay mucho turista. Porque recordemos que la Plaza de Abastos nos la venden como el segundo monumento más visitado de Santiago. ¿Que pretendemos? ¿Que la gente de fuera solamente pase, saque unas fotos a los pescados y a las señoras como si fuesen monos de feria y se marchen? ¿No queremos vender? Esperemos que rectifiquen pronto. Porque levantar algo cuesta mucho esfuerzo y mandarlo todo a la mierda es muy facil.

A esto se le llama vision de futuro. No lo sé, ¿o sí? ¿Quien sabe?

En fin, que yo ya no tengo excusa para ir a tomar un vino a la plaza (la excusa era ir de compras), que total la carnicería ya la tengo al lado de mi casa.

Actualización:
He tenido una entrevista con la gerencia de la plaza de Abastos en la que me han explicado sus razones para proceder de este modo. Y he de decir que tras las mismas ya no veo malas practicas y que entiendo las razones, pero que sigo sin compartir la decisión. La plaza de Abastos tiene la intención de centrar todas las actividades de hostelería en la recientemente inaugurada nave 5 y esta decisión es bien licita, pero sigo pensando que el momento de la prohibición no ha sido el oportuno ya que la actividad no tiene continuidad hasta que se ponga en funcionamiento la citada nave y que se pierde un tiempo y un polo de atracción para el futuro de la citada nave.

2 comentarios:

  1. ¿Y se sabe el porqué de la prohibición de vender por copa? ¿O simplemente es un absurdo sinsentido (que como todo sinsentido algún beneficio económico dará a quien ha creado esa norma)?

    En fin... Felicidades por el post, la diferencia entre las fotos del antes y el después impacta.

    ResponderEliminar